Escoliosis

Publicada en Publicada en Patologías

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una patología que provoca una curvatura anormal de la columna vertebral que tiende a tener la forma de una letra C o S.

El tipo más común es la escoliosis idiopática, entre los niños de 10 a 12 años y al inicio de la adolescencia, ya que es a esta edad, cuando los niños crecen con rapidez. Las niñas tienen una mayor predisposición a este tipo de escoliosis que los niños.

¿Qué tipos de escoliosis hay?

Generalmente, la escoliosis se clasifica en 3 tipos que son:

  • Congénita: causada por anomalías vertebrales presentes al nacer.
  • Idiopática: de causa desconocida, sub-clasificada a su vez como infantil, juvenil, adolescente o adulto, según su fecha de inicio. Aunque se desconoce la causa exacta, el papel de los factores genéticos en su desarrollo está ampliamente aceptado.
  • Neuromuscular: cuando se desarrolla como síntoma de otra enfermedad, como puede ser espina bífida, parálisis cerebral, atrofia muscular espinal o un trauma físico.

Se ha estimado que aproximadamente un 65% de los casos de escoliosis son idiopáticos, un 15% son congénitos y otro 10% debidos a enfermedades neuromusculares.

¿Qué síntomas sufren las personas que padecen escoliosis?

Los síntomas más comunes de la escoliosis son:

  • Hombros y cadera que aparecen desiguales (un hombro puede estar más alto que el otro).
  • Curvatura de la columna hacia un lado.
  • Dolor de espalda o lumbago.
  • Sensación de cansancio en la columna después de pararse o sentarse por mucho tiempo.
  • Problemas respiratorios (escoliosis grave).
  • Baja autoestima.
  • Dolor persistente si hay desgaste y ruptura de las vértebras.

¿Cuál es nuestro tratamiento para esta patología?

El tratamiento para esta enfermedad depende de muchos factores que hay que tener en cuenta como son:

  • El tipo de escoliosis.
  • El ángulo y la localización de la curvatura en la columna.
  • La edad del paciente y si se encuentra en fase de crecimiento.

Cuando el paciente presenta una escoliosis idiopática leve, nuestros médicos pueden aconsejar hacer revisiones periódicas para examinar al paciente, más o menos cada 4 o 6 meses, y ver si la curvatura ha mejorado o empeorado.

Nuestros especialistas pueden recomendar un corsé en los casos que el paciente se encuentra en crecimiento y tiene una curvatura moderada, ya que con dicho corsé, evitamos que se presente una curvatura mayor.

En el caso en el que la curvatura haya que corregirla o evitar que siga empeorando, nuestro equipo médico recurre a la cirugía. Esta cirugía es un procedimiento largo y complicado que implica la fusión de dos o más vértebras de la columna vertebral, por medio de tornillos y barras de titanio, a lo que se le llaman implantes. Por medio de los implantes se corrige la curvatura de la columna y ayudan a mantener su correcta alineación después de la cirugía.

Aunque esta cirugía requiere de varias semanas de recuperación, la mayoría de los pacientes pueden regresar al colegio o al trabajo en un período de 3 a 5 semanas y reanudar la mayoría de sus actividades normales entre 4 y 6 meses.

¿Qué recomiendan nuestros médicos?

Para tratar de disminuir los síntomas nuestros médicos recomiendan:

  • Hacer ejercicio físico, en concreto natación, ya que ayuda a fortalecer la espalda.
  • Una correcta higiene postural, ya que muchos pacientes suelen desarrollar la curvatura anormal de su espalda debido a malos hábitos posturales.
  • Dormir boca arriba.
  • Cuidar el sobrepeso ya que la columna vertebral deberá soportar más peso del que debería, pudiendo causar o empeorar los síntomas de la escoliosis.
  • Descansar la cantidad de horas suficientes.