Laminectomía descompresiva

Publicada en Publicada en Cirugías

¿Qué es la laminectomía descompresiva?

La laminectomía descomprensiva es un tipo de cirugía en la se quita parte de la lámina de la vértebra.

Este procedimiento se lleva a cabo para crear más espacio y aliviar la compresión de la médula espinal o las raíces nerviosas que puede ser causada por una lesión, hernia de disco, estenosis espinal, o tumores, entre otras patologías.

Por lo tanto, este procedimiento alivia el dolor y otros síntomas asociados con la compresión de las raíces nerviosas.

¿En qué casos se recomienda este procedimiento?

Generalmente, la laminectomía se realiza para aliviar el dolor de espalda que continúa después de un tratamiento médico, o cuando el dolor de espalda se acompaña de síntomas de daño nervioso, como entumecimiento o debilidad en las piernas. Por lo tanto, este procedimiento se recomienda para:

  • Tratar la estenosis espinal (estrechamiento del canal). En el procedimiento, se quita la lámina y se abre más espacio para las raíces nerviosas y la columna.
  • Tratar una hernia de disco en la columna vertebral. Un disco puede ser desplazado o dañado a causa de una lesión o desgaste. Cuando el disco ejerce presión sobre las raíces nerviosas, esto causa dolor, y en ocasiones entumecimiento o debilidad, por lo que con la laminectomía se conseguiría aliviar dicha presión sobre las raíces nerviosas y consecuentemente el dolor y el entumecimiento.
  • También se realiza para tratar el dolor lumbar que puede estar provocado por ciática o espondilolistesis ya que el dolor en la parte baja de la espalda puede limitar los movimientos e interferir con la actividad normal del paciente.
  • Además, la laminectomía puede realizarse para quitar un tumor de la columna vertebral.
dolor lumbar
Tratar la estenosis espinal, una hernia de disco, aliviar el dolor provocado por ciática o espondilolistesis o para quitar un tumor de la columna vertebral.

¿Qué beneficios tiene este procedimiento?

La laminectomía es un procedimiento que se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria.

Con esta intervención se consigue aliviar síntomas como entumecimiento, hormigueo, dolor, pesadez o debilidad en los glúteos y en las piernas. Además también puede ayudar al paciente a caminar mejor y sin dolor.

La laminectomía tiene una tasa de éxito de aproximadamente 80-85% de los casos, aunque esto también depende de la patología subyacente en cada paciente. Existe un 10-15% de los casos en los que el paciente no nota una mejoría convincente, ya que puede que algún síntoma permanezca o no desaparezca del todo.

¿Cómo es el período de recuperación?

Los pacientes generalmente se recuperan rápido, ya que son capaces de sentarse en la cama a las pocas horas de la intervención. La mayoría de ellos se van a casa en un período de dos a tres días después de la cirugía.

Además, el paciente podrá conducir en una o dos semanas, retomar el trabajo ligero en cuatro semanas y volver a su vida normal antes de las doce semanas.